Coronavirus: Reino Unido puede no abrir fronteras a los turistas hasta agosto

Es poco probable que Gran Bretaña reanude los enlaces de transporte con el resto del mundo a fines de junio, dijo el domingo el ministro de Cultura, Oliver Dowden. Y el periódico Sunday Times, citando su fuente en el gobierno, escribe que los británicos que quieran relajarse en el extranjero probablemente no podrán hacerlo hasta agosto.

Todavía es imposible volar de Rusia al Reino Unido: la prohibición de viajar en avión por parte de las autoridades rusas es válida hasta el 16 de abril.

En febrero, al anunciar planes para salir del bloqueo, las autoridades británicas aclararon que las vacaciones en el extranjero para los británicos no podrían reanudarse antes del 17 de mayo.

Pero luego introdujeron una nueva ley, según la cual las personas que se presentaran al aeropuerto sin una buena razón enfrentan una multa de 5 mil libras (unos 7 mil dólares). Esta regla entra en vigor el 29 de marzo y su fecha de finalización es ahora el 30 de junio.

Más detalles sobre cuándo los británicos podrán volver a viajar al extranjero a voluntad, las autoridades prometieron informar el 12 de abril.

Actualmente, solo unos pocos pueden salir de Gran Bretaña. En particular, por motivos laborales, educativos, de asistencia a bodas y funerales, así como por motivos personales excepcionales.

En cuanto a quienes ingresan al Reino Unido, a su llegada tienen derecho a 10 días de autoaislamiento y dos pruebas por su cuenta, que costarán 210 libras. Posteriormente, los visitantes deben seguir el régimen restrictivo vigente en el país.

Quienes proceden de los países de la «lista roja» con alta prevalencia de nuevas cepas deben someterse a cuarentena en los hoteles del aeropuerto, pagando 1.750 libras (unos 2,4 mil dólares) de su propio bolsillo.

Desde los países de la «lista roja» ahora solo los titulares de pasaportes británicos o irlandeses, así como las personas con derecho a la residencia permanente en el país, pueden ingresar al país.

Facilitar la cuarentena

Hasta el domingo, más de 30 millones de británicos han recibido la primera dosis de la vacuna.

El lunes, se levantan algunas restricciones en el país: se cancela la regla de «quedarse en casa», se permiten algunos eventos deportivos, hasta seis personas podrán reunirse y socializar fuera de casa.

Este es el primer paso para eliminar el bloqueo por completo. Las reglas de distanciamiento social, sin embargo, permanecerán vigentes por ahora.

La tasa de incidencia en el Reino Unido se redujo de 60.000 casos por día en enero a 5.000 casos por día a finales de marzo.

Las autoridades están levantando gradualmente las restricciones, pero temen que el regreso de los viajes internacionales esté plagado de la propagación de nuevas cepas contra las cuales las vacunas actuales pueden no ser tan efectivas.