El fundador de Beyond Meat ha propuesto un impuesto sobre la carne para reducir el impacto medioambiental de su producción

Según los expertos, el impuesto beneficiaría principalmente a la propia empresa.

Ethan Brown, director de una de las mayores empresas de «carne» de origen vegetal, cree que el dinero de los impuestos permitiría a los mercados emergentes invertir en proteínas de origen vegetal, escribe la BBC.

También reduciría el impacto medioambiental de la producción de carne y alejaría el consumo de las personas que ya han probado la carne vegetal de la carne de origen animal.

Beyond Meat produce «carne» a partir de guisantes y remolacha mungo teñidos con zumo de remolacha y extracto de manzana. El producto imita el sabor y la textura de la carne real. La «carne» de origen vegetal tiene un precio más elevado que la «carne» de origen animal. Pero Brown señala que los precios bajarán con el tiempo debido al aumento de la producción. Por ejemplo, en febrero Beyond firmó un acuerdo con McDonalds y la empresa matriz de KFC, Pizza Hut y Taco Bell, Yum! Brands.

Los expertos entrevistados por la BBC creen que el impuesto sobre el consumo de carne es beneficioso para empresas como Beyond Meat. Rebecca Scheuneman, analista de la empresa estadounidense de servicios financieros Morningstar, dijo que el impuesto haría que sus productos fueran más baratos que la carne animal.

Según un estudio de Morningstar, el mercado mundial de la carne estaba valorado en 1,4 billones de dólares en 2020 y sigue creciendo. Schuneman atribuye la subida de precios a las graves interrupciones de la producción de carne debidas a la pandemia. Según ella, el consumo de «carne» de origen vegetal ha aumentado entre los jóvenes en los últimos años, ya que están más preocupados por las cuestiones medioambientales.